Camparines, poemas y canciones
RETAZOS DE POESÍA

Tu canto sea la profecía
que va extendiendo la brisa húmeda,
por la mañana sobre los campos...
Y el resto es todo literatura.
.
.


Rimbaud
SI LOS ÁNGELES DESCANSAN

 

Que no tengo un pelo de tonto,
satírico el chiste, un tanto atípico.
Cuerpo que acopio hizo de casi todo
y la neuronas no dan en ti el tipo.
Fueras en otra coyuntura tan bocazas
que gusto me dieras y no en la calva.

Pero ya te vale guapa tanta guasa,
harto me tienes que si los ángeles descansan.
Pues sí, maja, una vez a la semana.
Ya verás como vas sin más remedio
a joder la marrana y el convenio.
No es óbice por lo demás ser camarero,
para halagos vulgares y genéricos;
de andamio y paleta casi los prefiero.

Me pierdo, de puntillas en ese escote,
de premio: vale por una cita...
Que miedo, chiquilla, tenerte en el bote,
el lobo suicida seducido por caperucita.
O es que tras el recuento y pago a escote
un piropo me pones de propina...?
Aunque tan de Tarrasa, no te cortes,
el roto cose con ruido de calderilla.

Sin remedio, a medio camino de un tentetieso,
a la deriva me llevan tus devaneos.
En la lujuria ahogada cierta desgana
hago caja y presto caigo en tus garras;
ya que abiertas están del cielo las puertas
y de los dioses tú llevas el néctar.

Espera, mi perla, la arrancaera...
pestillo, candado, persiana y, puerta...
Ceñida a tu cintura de miel de abeja,
calle abajo, vas ya lejos, con tu compañera.
Cuándo te has caído de mi bandeja...?
Reina de Saba, Mesalina, Cleopatra,
picoteando, boca a boca, la una de la otra.

Gélida brisa de repente con prisa,
en hielo frío congela las hogueras,
altivas tangentes tejen líneas curvas finas
y se derrumban piedra a piedra.


Enviar poema/ Páginas amigas/ Certámenes/ Principal/



© Copyright .Queda totalmente prohibida la publicación o utilización de las obras aquí expuestas sin el consentimiento previo de sus respectivos autores. - 2004 - 2012