Camparines, poemas y canciones
RETAZOS DE POESÍA

A fugitivas sombras doy abrazos,
 en los sueños se cansa el alma mía;
 paso luchando a solas noche y día,
 con un trasgo que traigo entre mis brazos. 


Francisco de Quevedo
EL RUMOR DEL MAR (LIRAS)

Este mar en mi boca
tiene el sabor de la distancia y crece,
lastima como roca,
es un cardo furioso que florece
con la ausencia tajante de tu vida
y la tierra que mana de mi herida.

¿Por qué me dejas, entre
tanta agua, de tus besos olvidado,
y evitas que te encuentre,
cuando mi pecho, pende, de ti anclado
y me diluyo con mi amor errado,
pues no me sirve ser tan obstinado?

Y aún contra lo agudo
de saber cuánto siempre me mentiste,
y aún, pese al adeudo
de cómo lentamente  me rompiste,
no me pesa este mar incandescente,
pues nació de tus labios en mi frente.

No regreses los ojos
a la orilla del mar, mientras desborda
con todos mis enojos,
porque la dicha se demuestra sorda:
no quiero retrasarte en la jornada,
tampoco quiero pena en tu mirada.

                                                         (Emmanuelle Brío)

Enviar Poema
Páginas Amigas  Certámenes Principal



© Copyright .Queda totalmente prohibida la publicación o utilización de las obras aquí expuestas sin el consentimiento previo de sus respectivos autores. - 2004 - 2012